Cristina Clara presenta ‘Flor Amorosa’, la segunda canción de su álbum de debut que saldrá a la venta en septiembre. Este single, ahora revisitado por Cristina, fue grabado como el primer choro de la Historia, originario del siglo XIX, y le fue presentado por su coproductor, el músico brasileño Edu Miranda, referencia indiscutible en el panorama musical portugués y virtuoso de la mandolina del choro. El choro es una música popular e instrumental brasileña, con más de 130 años de existencia.

Durante el proceso creativo del proyecto Fado&Choro que desarrollaron en Lisboa en los últimos años, Edu Miranda presentó el tema y su historia a la cantante, que se enamoró inmediatamente de él y lo integró en su repertorio. Curiosamente, y a pesar de ser un clásico reconocido y tocado como instrumental en cualquier círculo de choro, pocos conocen la letra -de Catullo da Paixão Cearense– y por lo tanto son raras las grabaciones con el hermoso poema.

Foto: Daryan Dornelles

‘Flor Amorosa’, cantada ahora a este lado del Atlántico, representa con fuerza este puente entre Portugal y Brasil, lema del primer álbum completo de la cantante. Una obra llena de historias convertidas en fados y chorinhos con una mirada contemporánea a la tradición, que reúne a músicos de Portugal y Brasil, con raíces en el jazz y la música tradicional. Es este abrazo musical que ahora crea Cristina Clara el que podemos sentir y escuchar también en este segundo single.

Cristina Clara es cantante y enfermera, actividades que se alimentan e inspiran mutuamente. Viviendo en Lisboa, después de terminar la carrera de Enfermería en Oporto, a menudo se quedaba dormida como cantante en Alfama, después de un concierto o una tertulia, y se despertaba como enfermera en el mayor hospital del país. También como enfermera experimentó varias veces en primera persona el poder transformador de la música, incluso como simple compañía. La soledad y el aislamiento que la pandemia espesó se convirtieron en muros aún más altos y la música bien podría ser la herramienta adecuada para derribarlos.

En este contexto, Cristina Clara se alió con Coração Amarelo y utilizó el videoclip de su single como vehículo de sensibilización para promover la misión del IPSS, que tiene como objetivo precisamente “hacer compañía”, ¡dar tiempo de calidad! La frescura y el ambiente vibrante de baile de la época de ‘Flor Amorosa’, revisitados a la luz de hoy y en uno de los lugares más bellos de Portugal, fueron el escenario elegido a propósito para el videoclip del nuevo single que cuenta con actores muy especiales. Una verdadera invitación a los afectos y a la humanización de los espacios que ocupamos.

<<Espero que este tema y el vídeo lleguen como un refresco en estos tiempos tan sombríos, en los que durante mucho tiempo hemos vivido aislados y se ha agudizado la soledad de los que viven solos, sobre todo de los ancianos, que quizá ya se preguntan si ésta es la extraña forma de vida reservada para sus últimos tiempos de vida. Me pareció que tenía sentido asociar al tema, a través de este videoclip, un mensaje de optimismo y de reencuentro con y entre los grupos de edad más avanzados, destacando el indudable poder de la música en este proceso de acortamiento de las distancias físicas y afectivas. La música y la danza son lenguajes universales que van más allá de la comunicación verbal y activan el cuerpo y el espíritu de la manera más completa”, dice Cristina Clara.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies