Compártelo:

La Sala el Sol de Madrid recibía el pasado martes a uno de los artistas portugueses más admirados internacionalmente: The Legendary Tigerman quien haciendo honor a su nombre, nos hizo vivir una noche realmente legendaria.

Fue un gran espectáculo acompañado de una potentísima banda formada por Filipe Rocha (Bajo), Paulo Segadães (batería) y João Cabrita (saxofón barítono) con la que la conexión era brutal y nos regaló inolvidables careos de guitarra y saxo y sobre todo mucho Rock’n’ Roll.

 

THE_LEGENDARY_TIGERMAN

Con su habitual look tan elegante y peculiar, de blanco de la cabeza a los pies, con sus imprescindibles gafas de aviador y su porte rezumando rock, The Legendary Tigerman subió al escenario de una Sala el Sol expectante ante la esperada actuación del músico que venía a presentar su último trabajo: “Misfit” que sin duda fue el protagonista de la noche, aunque también hubo tiempo para otros álbumes de su discografía.

Apoyado por una pantalla que proyectaba imágenes de sus videoclips, la travesía comenzaba con ‘Red Sun’, incluida en “Misfit”  que arrancaba con una suave intro de guitarra a la que enseguida seguía la potente batería dando comienzo al enérgico show. Tras un breve gracias le seguía otro tema de su último trabajo, ‘The saddest girl on earth’ que sonó así:

Abandonó“Misfit” para volver a sus inicios con ‘Naked Blues’ de su primer disco y recordó con cariño que fue publicado por una discográfica de Madrid: Munster Records.

Siguió su mirada al pasado con  and ‘Walkin’ Downtown’ del disco “Masquerade” y ‘& Then Come The Pain” de su aclamado “Femina” que vivimos así.

Volvió a Misfit con ‘I Finally Belong to Someone’ y la que fue segundo single del álbum: ‘Motorcycle boy’

THE_LEGENDARY_TIGERMAN

La cosa se iba calentando cada vez más y Paulo Furtado cada vez más compenetrado con su banda y más entregado, iba creciendo en su interpretación y la sala hervía con entusiasmo ante cada explosión de rock and roll extraída de su guitarra. Un in crescendo imparable que pasó por ‘Holy Muse’ y siguió con la intervención de Lisa Kekaula,  desde la pantalla en ‘The Saddest thing to say’.

El rock más puro y cañero que hizo vibrar la sala de principio fin llegó a continuación con ‘Gone’ en la que aprovechó para presentar a los excelentes músicos que le acompañaban.

Tras otro de temazo de“Misfit”, ‘Fix of Rock’n’Roll’ llegó un momento destacado de la noche cuando The Legendary Tigerman invitó a subir con él al escenario a Vinila Von Bismark, cantaron juntos ‘These Boots Are Made For Walkin’‘ y el público enloqueció.

Poseído por el espíritu del Rock’n’Roll y de la magia que estaba consiguiendo con sus músicos sobre el escenario, The Legendary Tigerman dio rienda suelta a su adrenalina rockera saltando, subiéndose a la batería, regalando dosis de Rock’n’Roll que sacaba del Saxo y entregaba al público, tirándose al suelo con su guitarra, haciendo que el público entusiasmado coreara con él Rock’n’Roll y le diera la réplica. Todo un espectáculo al que los asistentes nos entregamos con absoluta devoción. Se despidieron por apenas unos segundos para ser reclamados por su público y darlo todo en el apoteósico final que nos regalaron con Twenty First Century Rock’n’Roll.

 

Una gran show el que ofreció The Legendary Tigerman en Madrid, Rock’n’Roll del bueno y una Sala entusiasmada rendida a sus pies. ¡Larga vida al Rock’n’Roll y sobre todo a The Legendary Tigerman!

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies