Tras varios años de carrera, Ana Moura sigue reinventándose y sorprendiéndonos y esta vez lo hace con un nuevo single: ‘Vinte Vinte (Pranto)’ en el que está muy bien acompañada por dos artistazos: Branko y Conan Osiris.

‘Vinte Vinte’ es un maravilloso viaje musical por diferentes sonoridades, un equilibrio perfecto entre la melancolía de la voz cargada de emoción de Ana Moura, el ritmo con influencias de todo el mundo de Branko y la valentía y poesía de Conan Osiris. Una creación pop que se involucra con el fado, con la fuerza de la palabra y el pulso africano.

3 minutos y 42 segundos solamente, el típico “lienzo” de la canción pop que los artistas han utilizado durante décadas para imprimir en nuestra memoria palabras y melodías, sonidos y ritmos, que utilizamos
para celebrar nuestras identidades, para señalar revoluciones, para adelantar los tiempos. Pero esta canción es diferente. Contiene diversos mundos en su interior.

Branko, un artista fundamental en el Portugal actual, supervisó la producción, el pulso y la cadencia melancólica de la canción. Procedente de Buraka Som Sistema, Branko es un artista experimentado que entiende que
en nuestra memoria musical más profunda, hay tesoros que pueden ayudarnos a repensar el futuro.

La elegancia de sus sencillos arreglos, y su colaboración con Pedro da Linha, nos trae dos interpretaciones sublimes:

En primer lugar, está Ana Moura. Una joya de voz que lleva el fado dentro, pero también el calor de un África que conoce desde niña, enseñada por su madre con raíces en Angola. Un África que que tiene una larga conexión con el fado y que confiere una melancolía a la voz cargada de emoción de Ana Moura.

Y por último, está Conan Osiris, un poeta de una brillantez tan intensa que ciega a todos los que le rodean. Es un hombre de palabras e ideas, que se arriesga, que lleva el fado dentro, pero que encarna a Portugal, un país que ha asumido las coordenadas orientales y meridionales de su arte.

Así que ahora tenemos ‘Vinte Vinte (Pranto)’ : una canción arrebatadora y de despedida, que ha pasado pero, sobre todo, mira al futuro. Es una canción que cruza mares nunca antes navegados, que va de aquí a China y vuelve como una melodía, que encarna el dolor y la esperanza en una gran voz. Nunca ha habido otra canción como esta. Es una parte de 2020, el más extraño de los años, pero quedará como el inicio de un camino inevitable. Se escuchará dentro de 100 años.

Fue en enero de 2020 cuando se dio a conocer por primera vez esta canción y nadie esperaba que 2020 se convirtiera en lo que resultó ser: un año en el que el mundo se detuvo en gran medida debido a una pandemia. Ahora que el 2020 ha quedado atrás, Branko, Ana Moura y Conan Osiris se han reunido de nuevo para grabar un vídeo del tema. Los artistas afirman que <<la canción necesitaba resolverse, con una traducción visual que la ordene en su momento, pero que también nos diga que algo nuevo está por llegar>>.

Pedro Mafama, cantante y compositor que pronto publicará su primer álbum de estudio de larga duración, fue quien imaginó “la trama”, un “funeral en la Alfama de las mil tradiciones”. El vídeo es también un homenaje a “todas las personas que vivieron la oscuridad que trajo 2020” y cuenta con la participación de varios artistas de la música portuguesa y lusófona, como Tristany, Toty Sa’med, Gaspar Varela y Ellah Barbosa.

Letra de Vinte Vinte (Pranto)

Vi o amor no mais doce lamento

Vi uma flor a bailar com o vento

Vi na areia o barco onde tu vieste

E a tua boca de amora silvestre

Ai porque vejo tanto

Ai quero arrancar este pranto

Vi a minha vida na boca de um lobo

Vi a despedida no bico de um corvo

Vi na areia o barco onde tu vieste

E a tua boca de amora silvestre

O vinte que eu quero

Não é o tempo que eu espero

E não é “eu tento se der”

E o pensamento a tolher

E não é o vento sequer

A bater noutra mulher

E não é a filha de um pai a pôr uma mãe a morrer

Visão vinte vinte com vinte no teste

Detestado na tuga, carinha de peste

Pano na cabeça e boa veste, Isabel

Silvestre do Sul, não sei quem me enceste

Eu juro eu vejo bem

Eu via-te nos barcos a chorar também

Eu juro eu beijo bem

Mas o beijo que era teu, eu não dou a mais ninguém

Ai porque vejo tanto

Ai quero arrancar este pranto

Ai porque vejo tanto

Ai quero arrancar este pranto

Vi el amor en el más dulce lamento

Vi una flor bailando con el viento

Vi en la arena el barco en el que viniste

Y tu boca de mora silvestre

Ay, por qué veo tanto

Ay, quiero arrancar este llanto

Vi mi vida en la boca de un lobo

Vi la despedida en el pico de un cuervo

Vi en la arena el barco en el que viniste

Y tu boca de mora silvestre

El veinte que quiero

No es el tiempo lo que espero

Y no es “lo intentaré si puedo”

Y el pensamiento lo que te retiene

Y ni siquiera es el viento

Golpeando en otra mujer

Y no es la hija de un padre la que mata a una madre

Visión veinte veinte con veinte en la prueba

Odiado en Portugal, carita de peste

Un paño en la cabeza y una buena bata, Isabel

Silvestre del Sur, no sé con quién me has colgado

Juro que veo bie

Yo también te vi en los barcos llorando

Te juro que beso bien

Pero el beso que fue tuyo, no se lo daré a nadie más

Ay, por qué veo tanto

Ay, quiero arrancar este llanto

Ay, por qué veo tanto

Ay, quiero arrancar este llanto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies