Compártelo:

Con letra de Salvador Sobral y música de João Só, ‘Dona Maria Dilema’ es el single que sirve de adelanto del nuevo disco de Carlos Leitão.

Después del álbum “Sala de Estar”, de 2017, el artista inició un proceso de búsqueda interior, atención y experiencia para preparar su siguiente álbum.

Para ello, desafió a nombres inesperados, algunos de los cuales nunca habían escrito o compuesto para fado. Todos aceptaron la invitación y, como resultado, se embarcaron con él en esta aventura.

El nuevo disco se presenta en septiembre y, con él, llegan increíbles autores que hacen que el fadista abandone su zona de confort. El fado es la base de todo, pero Carlos quería arriesgar.

‘Dona Maria Dilema’ habla de una “María” de 60 años que, cuando no se siente amada por su marido, mira para otro lado y se enamora de otro hombre.

 

Letra de Dona Maria Dilema

Aconteceu
Como as coisas acontecem.
Um dia, a Dona Maria
apaixonou-se p’lo Vítor.
O seu marido,
coitado, nem desconfia.
E a vizinhança
(qual detective!)
a desconfiar
que a Dona Maria,
Com sessenta anos
(Quem diria!)
Foi-se apaixonar…

Dona Maria
Você pense bem
O amor é bom
E a companhia também
Dona Maria
Já não tem idade
Volte para a casa
pr’ à sua dignidade

Vítor apela
Ao (seu) espírito juvenil,
suplica a dona Maria
Que fujam para o Brasil.
Ela tem alento
E vai faltar o sustento
ao seu marido
(Pobre marido!)
Como vai ficar?
Nem nome merece
Nesta canção
E nem sequer um ovo
Ele sabe estrelar!

Dona Maria
Você pense bem
O amor é bom
E a companhia também
Dona Maria
Já não tem idade
Volte para a casa
Pr’ à sua dignidade

Ocurrió
Cómo suceden las cosas.
Un día, Doña María
se enamoró de Víctor.
Su marido,
Pobre hombre, ni siquiera lo sabe.
Y el vecindario
(¡Como detectives!)
sospechando
que Doña María,
con sesenta años
(¡Quién lo diría!)
Se enamoró…

Doña María
Piense en ello.
El amor es bueno
Y la compañía también
Doña María
Ya no tiene edad
Vuelva para casa
por dignidad

Vítor apela
A (su) espíritu juvenil,
ruega a la señora María
Que huyan a Brasil.
Ella tiene aliento
Y va a faltar el sustento
a su marido
(¡Pobre marido!)
¿Cómo se quedará?
Ni el nombre merece
En esta canción
Y ni siquiera un huevo
¡sabe freír!

Doña María
Piénselo bien.
El amor es bueno
Y la compañía también
Doña María
Ya no tiene edad
Vuelva para casa
Por dignidad

 

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies