Compártelo:

Su música bebe de la tradición portuguesa pero navega también por escenarios más contemporáneos fusionando una diversa mezcla de estilos que han desembocado en una sonoridad propia que los distingue dentro del panorama musical portugués. Diabo a Sete estuvieron en Madrid presentando su último trabajo, “Figura de gente” y aprovechamos para hablar con ellos sobre este último disco y sobre todo el camino recorrido para que esta gran banda haya llegado a ser lo que es.

1

 

N.S.F. ¿Cómo ha sido la primera experiencia en Madrid?

Miguel Cardina Muy buena, para nosotros era una oportunidad de presentar nuestro trabajo que para nosotros es muy importante porque hemos tenido una evolución dentro de la banda con la entrada de Sara. Hemos presentado en Portugal en muchos sitios y para nosotros era muy bueno y muy gratificante venir aquí y presentarlo. Sabíamos también que esta sala es muy importante.
Sara: Podemos encararlo como un inicio, como una muestra, estamos aquí y queremos volver aquí (risas) como una primera etapa de lo que se puede hacer más adelante. Nos hace mucha ilusión poder estar aquí en Madrid porque hay muchas cosas ocurriendo siempre y sabemos que es importante para poder tocar en más sitios aquí en España. Estamos en la misma península y no tiene sentido que no vengamos a tocar aquí. Para nosotros es importante poder mostrar nuestra música aquí en Madrid.

Diabo a sete5
Miguel: Ha sido una estrategia también venir aquí, intentar que nuestra música sea un poco más conocida y empezar una relación con la escena musical de España y poder venir más veces cosa que nos parece no sólo interesante sino también algo normal ya que compartimos muchas cosas.
N.S.F. Para poner en contexto a los españoles que aún no os conocen, ¿Cómo surgió la banda y por qué escogisteis el nombre de Diabo a Sete?

Pedro Damasceno: La banda surgió en 2003 a partir de dos grupos que hacían esencialmente música tradicional portuguesa como también hacíamos nosotros en los inicios, coger temas tradicionales, darles un arreglo original y presentarlos en público. En un determinado momento comenzamos a intentar escribir nuestros propios temas, con letras de Miguel Cardinas y melodías que íbamos creando. El nombre de Diabo a Sete en portugués es una expresión que se utiliza cuando nos queremos referir a todo y alguna cosa más, por ejemplo, si estamos haciendo una lista de cosas que tenemos que llevar a un sitio decimos: llevo esto, eso, aquello y “diabo a sete” eso transmite esa idea de que nosotros somos una gran mezcla en el fondo porque no sólo utilizamos instrumentos tradicionales sino que también utilizamos instrumentos contemporáneos utilizados por ejemplo en el rock y lo mismo en términos musicales, tenemos influencia de varios estilos musicales y trabajamos mucho en pensar el sonido de la banda.

9

N.S.F. En vuestra página de Facebook definís vuestra música como un cocido portugués. ¿Cuáles son los ingredientes de ese cocido?

Pedro: Paso la palabra al autor de la frase. (risas)

Miguel: Lo que decía Pedro es muy interesante porque nosotros no somos una banda de música tradicional, y en Portugal es un poquito diferente a lo que es en España, en España se creó hace muchos años un campo de folk, en Portugal fue interpretado de manera diferente y muchas veces se nos cataloga en función de los instrumentos que tocamos como música tradicional que nosotros no hacemos aunque tenemos mucho respeto por la música tradicional tocando con instrumentos tradicionales e inspirándonos en ritmos tradicionales etc. Nosotros queremos demostrar que por un lado tenemos esas influencias, por otro traemos sonoridades que son contemporáneas de lo que escuchamos y de lo que nos gusta e intentamos hacer a partir de eso un lenguaje musical que comunique algo contemporáneo y no sólo el buscar en un baúl de la tradición. Nuestro trabajo no es el  de recoger cosas de la tradición ni el de trabajar sonidos, fue en un primer momento, tal vez en el primer disco. Después evolucionamos hacia temas originales muchos de ellos hechos por Julieta Silva que ya no está en la banda, por Pedro Damasceno pero en una lógica en la que luego hay mucha contribución de cada uno de nosotros, por eso es un cocido a la portuguesa, porque mezclamos. Normalmente Pedro llega con una línea melódica y nosotros vamos metiendo chorizo, jamón, zanahoria (risas) después alguien quita el jamón y mete un nabo y es un poquito así. Vamos componiendo nuestras melodías.

Sara: es un trabajo muy colectivo, en un primer momento alguien tiene una idea pero después el arreglo final es un trabajo muy colectivo en los ensayos y eso también ayuda porque nosotros ensayamos con regularidad y eso también ayuda en la hora de la creación. Somo muy desorganizados por eso Diabo a Sete, porque es una gran lío pero un lío creativo.

Diabo a sete7
N.S.F. ¿Entonces así es el proceso creativo?

Pedro: Sí, como explicaba Miguel partimos de un esbozo, una melodía o una letra y a partir de ahí cada uno va viendo lo que siente con esa melodía, con ese primer esbozo y cada uno va agregando su contribución, su instrumento según como lo siente. A veces lo que puede suceder es que los demás no estén de acuerdo entonces volvemos atrás y comenzamos de nuevo.
Miguel: de esta desorganización de la que hablaba Sara, este método tiene que ver con una cosa que la banda aprendió a integrar en su dinámica: la contribución de todos a partir de un esbozo que llega y eso que puede ser muchas veces raro y que lleva mucho tiempo y que nos hace discutir, por otro lado es un cimiento importante de la banda porque nosotros además de una banda somos un grupo de personas a las que les gusta mucho estar juntas y esto es muy importante porque no es sólo un proyecto musical es un proyecto de comunicación y de interacción entre personas.
Sara: se trata también de disfrutar tanto de la música como de la compañía. Yo pienso que se nota mucho en los conciertos. Podemos ir al escenario enfadados entre nosotros pero en cuanto suena el primer acorde ya vamos a eso y se pasa.
Miguel: Y hay otro aspecto ligado a la creación musical, ya nos pasó con algunas canciones, me acuerdo en concreto de ‘Paraíso Fiscal’ que es una canción del segundo álbum que sonó mucho. Es una canción que nosotros ya tocábamos hace tres o cuatro años entre nosotros como una especie de broma pero que no tenía ni letra ni segunda parte, la tocábamos pegada a otras canciones y de repente surgió una letra que nos pareció que tenía sentido y tenemos varios casos de esos.

N.S.F. ¿Y qué cosas son las que inspiran vuestras letras?

Miguel: es una pregunta difícil porque no hay una inspiración… hay una inspiración de fiesta, de un cierto compromiso con la contemporaneidad con comunicar cosas que tienen que ver con la vida de las personas con el modo en el que ellas se relacionan en la vida cotidiana y tienen sus problemas y hay un cierto tono surrealista también.

N.S.F. ¿Y hay alguna intención de hacer canción de intervenção (protesta)?

Miguel: No, no me gusta esa expresión, porque toda canción interviene y nosotros no estamos en ese linaje que fue muy específico.

Sara: muy politizado, y nosotros podemos tener una u otra canción pero no somos un grupo de intervención política, de intervención social sí, todo lo que nos envuelve se refleja en el imaginario de Miguel, en las letras, pero también hablan de nuestras cosas más personales, de nuestra dimensión humana, sentimientos, de amor por ejemplo o como Paraíso Fiscal que es una canción más social pero no somos un grupo de música protesta.

Miguel: lo que en Portugal se llama canção de intervenção es una cosa que ocurrió a final de los años 70 es una categoría creada para dar un ropaje a una serie de recorridos musicales, algunos de ellos continuaron como José Mário Branco o Sérgio Godinho que aunque su música no sea canción protesta, es una música que sí que interviene bastante en la crítica social y humana. Yo creo nosotros lo que tenemos es una visión muy contemporánea y discutimos mucho eso cuando hablamos de si somos folk o qué y nosotros no queremos ser un espejo del pasado , lo que hacemos tiene relación con lo contemporáneo con hoy en día.

N.S.F.¿Por qué escogisteis el nombre la canción Figura de gente como nombre del álbum?

Pedro: fue a partir de una broma, hay un tono que se explica por la dinámica personal que tenemos entre nosotros, somos también amigos y entonces hay un conjunto de bromas, de modos de estar que se manifiestan porque nosotros bromeamos mucho entre nosotros entonces la idea de Figura de gente tiene que ver un poco con esta cosa rara con la que nosotros bromeamos en nuestras letras, del cambio de ritmos, hay un cierto humor que pretendemos introducir también, Y la figura de gente y la propia portada del álbum que pedimos a una amiga nuestra, Ana Rosa Asunção que trabaja en la Escola da Noite que es uno de nuestros colaboradores y ella diseñó esa portada que es una especie de marioneta y mucho de lo que hacemos tiene que ver con esto de deconstruir y de traer un ambiente de fiesta a la música que hacemos y Figura de gente es tal vez la que mejor incorporaba eso.

N.S.F. ¿Qués lo que ha aportado Sara a la banda? 

Sara: Ahora decídmelo a la cara. (risas)

Pedro: sólo cosas buenas (risas) vamos a ver, en términos musicales trajo cosas nuevas, nuevos instrumentos como el harpa y la pandereta por lo tanto en términos musicales y de las texturas que conseguimos introducir en nuestros temas, aumentamos nuestra paleta y la riqueza al componer y al hacer los arreglos, en términos de forma de trabajar también trajo una forma bastante profesional y bastante seria. Toda la experiencia que tuvo cuando estaba en los Luar na Lubre y otros proyectos en los que ha estado, que son proyectos con una solidez profesional mucho mayor que la nuestra y por tanto trajo esta forma de trabajar un poco más profesional, un poco más trabajada y seria.

4

Miguel: Además de todo eso, trajo una voz muy expresiva.

N.S.F. ¡Cuáles son las mayores influencias en vuestra música? 

Pedro: tenemos que comenzar por la música tradicional, esa es la mayor influencia junto con otros grupos que también trabajaron la música tradicional como Obrigado Víctor Jara, Os Gaiteiros de Lisboa etc. unas bandas con las que nos identificamos bastante y que también nos influenciaron mucho y después está todo el resto que vamos escuchando en el día a día que pasa por todo tipo de música; contemporánea, blues, jazz…

N.S.F. ¿Ya tenéis planes para un nuevo disco? ¿Tal vez ya hay alguna canción compuesta? 

Sara: Las cosas van surgiendo de manera espontánea, ya comenzamos a pensar en los temas. Yo digo: vamos a hacer un disco nuevo y ellos dicen : sí, sí (risas) Como nosotros no vivimos de esto, no tenemos esa presión de tener grabar ya el siguiente disco como pasaba en otras bandas en las que he estado como Luar na Lubre que vive de sacar discos, nosotros hacemos las cosas de una manera más respirada, más natural, ya comenzamos a preparar algunos temas pero no tenemos un objetivo concreto de fechas.

N.S.F. Pero lo que sí entra en vuestros planes es volver pronto a España, ¿no? 

Miguel: Sí, queremos volver no sólo a Madrid sino a otras partes de España, sería muy gratificante para nosotros poder traer la música portuguesa a este lado donde el movimiento folk está mucho má presente y desde hace más años, en Portugal no, en Portugal el movimiento folk está comenzando ahora, digamos, no hay muchos espacios de programación para este tipo de música y en cambio aquí sí. Pensamos por eso que España es un paso importante en  nuestra internacionalización, natural por la proximidad geográfica y por la proximidad cultural y esperamos volver muchas veces.

 

 

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR