Compártelo:

Tiago Pereira es el creador de uno de los proyectos audiovisuales más bonitos que se hayan llevado a cabo nunca en Portugal: A música portuguesa a gostar dela própria. Apasionado de la música portuguesa, lleva años captando con su cámara momentos mágicos donde la rica herencia de la tradición oral portuguesa se materializa en las voces de los habitantes de pequeñas aldeas de toda la geografía portuguesa. Graba y graba sin parar, con la hermosa misión de dar visibilidad y protagonismo a esas voces que son la raíz de la cultura portuguesa y de su tradición, manteniéndola viva de generación en generación.

Para conocer en profundidad en qué consiste esta bonita cruzada llamada “A música portuguesa a gostar dela própria”, entrevistamos a su creador: Tiago Pereira, también conocido como Tiago ‘Velhinha’ Pereira.

 

 

Tiago Pereira

 

 

 

La música no tiene jerarquías y  queremos prestar atención a esta música que también se hace y que es parte de nuestro patrimonio.

 

 

 

 

 

 

 

 

N. S. F. Para quien todavía no conoce tu proyecto, ¿Puedes explicar en qué consiste “A música portuguesa a gostar dela própria” y cuál es su objetivo?

Tiago Pereira. “A música portuguesa a gostar dela própria” es un proyecto audiovisual que consiste en grabar la tradición oral y hacer una especie de YouTube de la música del siglo XXI en Portugal, pero más centrado en la música de tradición oral. Este es el principio básico de lo que “A música portuguesa a gostar dela própria” es;  un archivo audiovisual de autor que busca grabar el mayor número de prácticas musicales de Portugal del siglo XXI de todo tipo, aunque más centrado en la tradición oral y en personas que cantan para ellas mismas.

033TIA_8012-

Pero “A música portuguesa a gostar dela própria” es mucho más que eso porque lo que comenzó siendo un proyecto de archivo, en este momento es una especie de activismo y de intentar crear un nuevo paradigma social basado en el compartir y en la escucha. Lo que nosotros hacemos es muy amplio, “A música portuguesa a gostar dela própria” se basa mucho en la relación con el otro cuando está grabando, esto quiere decir básicamente que nosotros elevamos la autoestima de las personas. Lo que intentamos hacer es nivelar la atención que existe en la música en general en Portugal. Pensamos que la industria tiene toda la atenciòn y nosotros pensamos que la música no tiene jerarquías y por tanto queremos prestar atención a esta música que también se hace y que es parte de nuestro patrimonio y de personas de las que normalmente nadie quiere saber nada ni preocuparse de ellas. Esa nivelación es muy importante porque ahí también entra la autoestima de las personas. Cuando se habla de “A música portuguesa a gostar dela própria” es porque la mayor parte de la gente que canta para sí misma canta tradición oral que no está dentro de la industria musical y no está en las ciudades, no tiene valorización sobre lo que hace. Cuando encendemos la televisión o la radio, lo que reconocemos es una música que está dentro de un mercado y dentro de una industria, esa música la tienes que cantar encima de un escenario, cantar afinado, con zapatos de tacón y maquillado, y yo hablo de un maquillaje hacia dentro. Este país necesita maquillarse por dentro más que por fuera porque estas personas tienen un valor intrínseco en ellas cuando cantan y hacen todas estas prácticas musicales que es muy importante que sean grabadas y que sean reconocidas para que estas personas ganen autoestima. Y eso es lo que el proyecto hace.

Tiago Pereira
Hoy en día cuando me preguntan que es “A música portuguesa a gostar dela própria” digo que es un proyecto de activismo para que las personas reconozcan que cuando cantan para ellas mismas tiene tanto valor como la música cualquiera de la industria, y eso es lo que es importante, no solo hay profesionales, existen todas estas personas que cantan porque sí, porque cantar  representa aquello que es una sociedad, representa aquello que todos hacemos porque somos humanos y esto es muy importante. Entonces “A música portuguesa a gostar dela própria” lo que quiere hacer es cambiar un paradigma, quiere mostrar que hay otras formas aparte de vivir en la ciudad y que pasan por compartir, pasan por escuchar y saber escuchar. Lo que hace“A música portuguesa a gostar dela própria” es oír y dar espacio a las personas para que sean escuchadas y esto representa mucho en las comunidades. Por lo tanto nosotros tenemos un gran trabajo social que el que hacemos en las comunidades cuando les damos espacio para que esas personas sean escuchadas. Porque muchas veces esas personas no son escuchadas por diversas razones o porque están solas o por lo que sea y  el hecho de que”A música portuguesa a gostar dela própria” decida ir a un sitio y estar allí, cambia ese sitio, cambia la forma en cómo las personas se miran unas a otras.

 
N. S. F. ¿Cómo surgió la idea de hacer este inmenso archivo musical?

Tiago Pereira. Todo esto nació porque yo pensaba que era muy importante que hubiera un espacio donde se pudiera ver a las viejecitas y músicos en Portugal…quise hacer esto para nivelar la atención que hay en la música, para no quedarnos solo centrados en la música que es industrial y luego no darnos cuenta de que hay otras músicas que no existen porque no están en la industria y esto no puede suceder. No hay aquí jerarquías musicales, no hay segundos violines y maestros, toda la gente hace música, toda la gente canta y eso es fundamental.

036TIA_8022-

 

Tiago Pereira. Al principio fue muy fácil por dos razones: primero porque yo tenía dos colaboradores que también grababan y por lo tanto comenzaron a grabar ellos mismos, y también, porque yo al mismo tiempo que inicié el proyecto A música portuguesa a gostar dela própria comencé también una película para la Fundación Inatel, y anduve 3 meses por el país grabando. Grabé 90 cosas diferentes. Mientras ellos grababan pop en Lisboa, yo grababa viejitas, panderos, bombos, trabalenguas, niños cantando… y eso fue muy importante.

N. S. F. ¿Crees que Portugal comienza a gustarse a sí mismo y a gustar de su música o crees que todavía hay mucho camino por andar?

Tiago Pereira. Creo que A música portuguesa a gostar dela própria todavía tiene un gran recorrido que es alguien que comience a estudiar cuánto sirvió el proyecto para alterar la forma como los portugueses miran para sí mismos. Yo no sé si Portugal se gusta a sí mismo o no, lo que creo es que cada vez más, las personas se dan cuenta de que es importante tener una relación con sus raíces. Había mucho prejuicio con las raíces, la gente tenía vergüenza del sitio de donde venía porque representaba pobreza etcétera. La Revolución Industrial tardía que sucedió en Portugal hizo que las formas se mantuvieran intactas, de forma más analógica, de forma más manual y eso es la riqueza de un patrimonio, porque el analfabetismo hace que las personas guarden en la cabeza la tradición oral viva. De esta pobreza todas las personas tenían vergüenza y hoy en día las personas comienzan a tener menos vergüenza de esto porque quieren cada vez más, regresar a sus raíces.

DSC_0267

Tiago Pereira. Hoy en día A música portuguesa a gostar dela própria tiene una red muy grande por lo tanto nosotros somos contratados por personas que quieren que grabemos en un determinado sitio y ellos hacen la investigación etcétera o nosotros vamos a un sitio determinado y hacemos la investigación o también tenemos protocolos con ayuntamientos o con entidades y ellos hacen la búsqueda y la investigación. Nosotros también hacemos una investigación en red qué significa hay una persona que conoce a aquella y esta a esta y la red empieza a funcionar. Yo conozco a este que conoce al otro y después llegamos a las personas y hacemos las marcaciones y vamos para allá.

032TIA_8004-
N. S. F. Cuando estás grabando, ¿la gente colabora voluntariamente o has encontrado algún caso en el que alguien no quiso contar delante de la cámara?
Tiago Pereira. Hay veces que las personas no quieren colaborar pero nosotros le damos la vuelta al asunto.

Estar en el terreno es aprender, da para aprender mucho. Yo cuando comencé el proyecto A música portuguesa a gostar dela própria, tenía vergüenza de las personas y no quería tener mucha intimidad con ellos y hoy en día es todo mucho más fácil porque el terreno tiene que ver con la grande cuestión de la humanidad, tiene que ver con cómo eres tú como persona y tiene que ver con como tú consigues llevarte con el otro, por eso hoy en día en el terreno es fácil darle la vuelta y convencer a las personas, pero cuando hay alguien que no quiere grabar no grabamos, pero es raro.

mpgdp_adufe_ceci_de_f_baixa_12

Tiago Pereira. A música portuguesa a gostar dela própria nunca se preocupó tanto por repertorios como por la interpretación, lo que importa son las personas, quién está del otro lado, por eso damos espacio para que aquella persona sea lo que quiera ser y aquel espacio es el teatro de ella donde ella puede ser lo que ella quiera y eso es lo que nos interesa. Por otro lado, A música portuguesa a gostar dela própria siempre produjo conocimiento y nos interesa, pero no somos científicos, nunca quisimos ser científicos porque aquello que nos interesa es el contacto frente a frente con la persona, el lado humano de las cosas es lo que interesa por encima de todo. En este sentido sabemos que la música portuguesa siempre fue catalogada y recogida, existen muchas grabaciones de música portuguesa desde 1939, Armando Leça, Giacometti, Ernesto Veiga de Oliveira, José Alberto Sardinha… muchas muchas personas son aquellos que estuvieron recogiendo en el terreno. Es un mito pensar que no había recolecta anterior desde el terreno, siempre existieron, desde principios del siglo XX muchos otros estuvieron en Portugal y grabaron. Muchas personas vinieron a grabar cosas exóticas: editores franceses, editores españoles….eso siempre sucedió y lo mismo sucedió en España. Lo que nunca sucedió fue una grabación Ibérica, nunca nadie grabó en los dos sitios de forma intensiva y es esto lo que nos interesa, grabar intensivamente en los dos sitios y podemos así comparar qué es lo que es parecido con lo que no, me parece superimportante. En este sentido nosotros comenzamos a hacer La música ibérica queriéndose a sí misma exactamente por eso, porque con música ibérica podemos hacer eso, podíamos juntar todo. Fuimos a León, grabamos en Galicia, grabamos en Zamora, grabamos en Salamanca e hicimos más de 90 vídeos y la idea es continuar y después iremos  en búsqueda de lo que es la música portuguesa que haya influído otras músicas en el mundo entero.


N. S. F. Nos gustaría saber de dónde viene y quién es Tiago Pereira, cuéntanos un poquito sobre ti y sobre tu trayectoria profesional.

Tiago Pereira. Para lo que hago crecí en una generación atrasada, tenía que haber nacido 20 o 30 años antes cosa que no sucedió. Nací en una generación que fue en cierta manera engañada porque crecimos siempre con la visión de una ficción científica que nunca llegó a suceder. Durante mi adolescencia e infancia pensábamos que sería posible el turismo a Marte y a la luna, cosa que todavía estamos lejos de que suceda, así que en cierta forma fuimos engañados. Después también crecí dos años antes de la “revolución de los claveles” lo que también volvió la cosa un poco complicada porque somos una generación que fuimos bastante engañados porque teníamos toda una euforia post abril que después no sé reflejó y mi generación tenía una ilusión de lo que era la cultura y de lo que era la izquierda, y el mundo cambió mucho en relación a lo que nosotros imaginábamos. Pero al mismo tiempo esto me dio el privilegio de poder estar en contacto con los cantautores de abril y asistir a otras revelaciones que nunca podían haber acontecido de otra forma. Yo ya oía a grabaciones de Giacometti cuando tenía diez u once años sin percibir mínimamente la dimensión de aquello. Después mi padre era un músico totalmente integrado en la escena musical industrial de la época, en una Lisboa que empezaba a florecer y que en cierta manera se pensaba que era centro del mundo.

Tiago Pereira

 

Mi abuela era una mujer de aldea y yo me iba con ella a pasar el verano en la aldea y tenía entonces contacto rural con las cabras y con toda una dimensión de matanza del cerdo y de la huerta que en cierta manera se contradecía y al mismo tiempo se complementaba con todo el otro lado de urbano. El artista que estaba cerca de la tierra sin nunca tener que ver con la tierra y después nosotros que fuimos también mucho con esta cuestión de la izquierda que era una cosa muy compleja. Crecimos con toda la gente defendiendo a los campesinos y a los pobres pero al mismo tiempo no se sentaban a la mesa con ellos.
Y después de haber andado mucho tiempo perdido de cierta manera, tal como los mitos griegos al huír de mi destino, el destino se cumplió, descubrí la tradición oral y descubrí que tenía fascinación por grabar a personas más viejas y de hecho, se me daba muy bien la cuestión de estar con las viejecillas y estar en la tierra y a partir de ahí comenzó a crearse toda la coyuntura de lo queA música portuguesa a gostar dela própria es hoy.

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR