Compártelo:
Miguel Araújo es uno de los artistas más destacados del panorama musical portugués, uno de los mejores letristas de la actualidad, creador de hits como Reader’s Digest para algunos de los mejores artistas portugueses como  António Zambujo,Ana Moura o Carminho y autor  entre otros de “Giesta”, uno de los mejores disco del año. Sobre este último trabajo y su proceso de creación tuvimos una agradable charla con él.
MIguel AraújoN. S. F. Desde tu primer disco en solitario “5 días e meio” hasta “Giesta”, ¿cómo crees que ha evolucionado tu música?
M. A. No sé muy bien cómo responder, la evolución fue algo natural, he ido teniendo más público a lo largo de los años. En 2002 tocaba en salas pequeñas y ahora toco en salas más grandes y siempre se va aprendiendo y evolucionando pero yo no me fijo mucho en eso, no sé cuándo sucede el cambio, pienso que simplemente es una cosa que sucede de manera natural como un niño cuando va creciendo no lo nota, es un poco eso.

N. S. F. Giesta es el nombre del barrio donde creciste. ¿Es un homenaje o es tal vez un disco que refleja la saudade portuguesa?

M. A. No, eso no, no es un disco de saudade. Estuve por un periodo de dos años escribiendo canciones sobre el sitio donde nací, sobre mi abuela, porque murió el último tío que vivía allí. Donde nací realmente no es un barrio, es una aldea más o menos a 40 minutos de Oporto y toda mi familia es de allí tanto por parte de madre como por parte de padre y yo me fui dando cuenta de que la gente iba muriendo, las casas fueron vendidas y mi último tío que vivía allí murió el año pasado y su casa fue vendida y entonces ya no tenía que nada que me atase, nada de orden práctica, ninguna razón que me hiciese ir allí con regularidad, entonces empecé a pensar en el hecho de haberme desprendido del sitio donde nací en cierta manera, vou allí pero ya no tengo familia, no tengo a nadie allí y así fue como las canciones comenzaron a salir casi inconscientemente. Y cuando me di cuenta, ya tenía un conjunto de canciones sobre esto y por eso lo llamé Giesta.

N. S. F. Entonces no fue a propósito. No pensaste voy a hacer un disco sobre mi infancia…

M.A. No, ya solía escribir mucho sobre eso sobre mi infancia, sobre mi lugar en el mundo, lo que caracteriza esa aldea, lo que caracteriza a Oporto, los pensamientos venían solos.

N. S. F. ¿Es así como sueles componer? ¿Nunca piensas en una idea conjunta para el álbum?

M.A. No, el primer disco no tiene nada de conjunto y en el segundo y el tercero las canciones tienen una narrativa que las juntas todas pero no me paro a pensar en eso, solo en una parte del proceso. Pasa eso entonces puede ser que las últimas las haga pensando en un álbum pero normalmente no pienso en en la idea de un álbum pienso canción a canción porque es una cosa que voy haciendo continuamente en mi día a día tengo ya cuarenta y tantas o cincuenta guardadas.

MIguel Araújo
N. S. F. Siempre sueles decir que comenzaste en la música gracias a tus tíos pero también tienes una inclinación natural. ¿Crees que era tu destino la música?
M. A. No sé, hay quien dice que cada persona elige su oficio y hay personas a las que el oficio los escoge a ellos. En mi caso es un poco la conjunción de las dos cosas: la música me escogió a mí porque durante mi adolescencia y en la Universidad nunca pensé hacer una carrera en la música, por eso va cogiendo consistencia la idea de que la música me escogió a mí de alguna manera.
N. S. F. ¿Y qué es lo que querías ser?
M. A. Yo hice el curso de Administración de Empresas y Economía que no tiene nada que ver con esto, yo pensaba seguir un rumbo más convencional con mi vida, pensaba que iba a trabajar en un banco o algo así, pero pasó la música y es en lo que me convertí, en un músico.

N. S. F. La portada del disco es un dibujo tuyo, también grabaste el disco en tu casa ¿eso es porque quiere ser muy independiente?

M. A. La experiencia de ir al estudio nunca fue muy agradable para mí por los plazos, el estrés de tener que acabar en el día, porque no hay más dinero o porque a continuación llega otro músico a grabar… y tenía la sensación de que estaba haciendo las cosas de una manera diferente y esta vez instalé un miniestudio en casa y fui grabando sin presión y sin tiempo, grababa una canción después cambiaba todo, grababa de otra manera y experimentaba de otra manera, con los instrumentos piano, contrabajo, guitarra y tal y estando solo haciendo las cosas, tardé un año, algo que no podría haber hecho en un estudio, hoy en día  ya no existe eso y pensé que era mejor sí tenía mi propio estudio y creo que estoy muy contento porque hice mucha experimentación. Después sobre la portada, pienso que un dicho así un disco así hecho en casa no puede tener una portada muy producida porque el disco tampoco es un disco muy producido y no quería que la capa fuera tampoco extravagante así que pensé en hacerla yo y creo que refleja lo que pasa dentro el disco.

Giesta de Miguel Araújo
N. S. F. ¿Sueles dibujar?
M. A. No mucho. Cuando era pequeño dibujaba mucho, después nunca más.
N. S. F. Las letras de tu disco hablan de cosas muy específicas de tu infancia que puede que las personas no entiendan como lo del látigo en la puerta de la despensa de la canción ‘1987’. ¿No te preocupa que la gente pueda no entender el significado?
M. A. No yo creo que una persona cuando lee una historia de un escritor, un libro, cualquiera cosa, una canción que habla sobre hechos específicos, no necesita conocerlos con detalle o pormenor muy concreto y esto abre las puertas a otras cosas. Las personas no necesitan identificarse para relacionarse. Según yo creo hay muchas canciones en otras lenguas que hablan sobre barrios que nunca conocí y el hecho de no saber qué significa algo no me limita para comprender la canción, me imagino lo que puede ser. La persona que lee lo del látigo pensará: <<¿qué es esto? >>y creo que abre la puerta a más posibilidades.
N. S. F. Sobre la escritura ,ahora escribes en una revista, ¿piensas que puede ser también escritor en otras áreas, novelas por ejemplo?
M. A. Me invitaron para escribir unas crónicas, nunca me lo tomé muy en serio, no es algo en lo que tenga mucha práctica, tengo práctica en escribir canciones y letras y escribir crónicas es una cosa que me libera bastante porque es más fácil no pensar en la rima o en la métrica, en la fonética… escribir una crónica es mucho más rápido, entonces puede ser que sí que comience a escribir más, pero de momento escribo quincenalmente y dejo todo para el último día y si no fuera por eso yo creo que no escribiría, este caso la obligación de escribir es lo que me lleva a escribir y en el caso de la música no es obligación.
N. S. F. ¿Cuál es el feedback de tu público ante tus crónicas?
M. A. No sé, depende… cuando hablo sobre música es muy buena la conversación y cuando hablo de otras cosas no sé, el feedback no es tan inmediato como con las canciones.
N. S. F. Ya has tocado dos veces en Londres y vas camino de una tercera. En España solo has tocado en Galicia, ¿No tienes planes de más conciertos en otros lugares del país?
M. A. Tengo una persona que me contrata conciertos allí y hablamos de ir a Madrid y me gustaría mucho pero de momento no sé, quién sabe.
N. S. F. ¿Algún cantante español que te gusta especialmente o que conozcas?
M. A. Sí, Pedro Guerra. Yo tuve muchos discos de Pedro Guerra luego ya nunca más lo seguí pero por los años 90 me comprabas sus CDs. En aquella época los portugueses oían mucho a Pedro Guerra. También Jarabe de Palo y Silvia Pérez Cruz, claro ya canté con ella.
N. S. F. Cuando escribes para otros como por ejemplo la primera vez que escribiste para Ana Moura ‘E tu gostavas de mim’, ¿cómo surgió esa colaboración, fue ella la que te pidió que escribieras para ella?
M. A. Sí, fue a través mi manager en esa época que era el mismo manager que el de ella y me lo pidió. Yo no la conocía personalmente y después ya la conocí le mandé ese tema.
N. S. F. ¿Y ya la tenías escrita o la escribiste para ella?
M. A. No, tenía sólo la música, la melodía, no tenía la letra y entonces la escribí pensando en ella.

N. S. F. ¿Es así como sueles componer para otros? 
M. A. En el caso de Antonio Zambujo, la primera canción que hizo para él ‘Reader’s Digest’ no le escribí para él, ya la tenía hecha y él la escuchó y me pidió si podía grabarla y se la di. Pero a partir de ahí todas las que escribí para él las escribí pensando en él y ahora hice unas nuevas para su disco nuevo y las he hecho pensando en él en la manera de él. En el caso de Carminho también tenía la música pero no tenía la letra y la hice pensando en ella. No sé, yo tengo siempre muchas músicas, muchas melodías que grabo en el móvil y después voy viendo dependiendo de cada persona a una letra.

N. S. F. ¿Cómo conociste Antonio Zambujo?
M. A. Hace ya muchos años en 99. Fui a Lisboa y estaba con unos amigos en un bar de guitarreo y tal y la mesa de al lado era la de él y nos hicimos amigos ahí y por aquel entonces él era parte de una obra teatral, un musical  sobre Amália Rodrigues nos invitó a ver la obra de teatro. Luego la obra fue a Oporto, mi ciudad, estuvo un mes allí y ya quedamos en Oporto, fuimos a cenar y tal y nos hicimos amigos. Entonces grabó su primer disco y yo hice mi banda Os azeitonas y fuimos andando a la par cada uno con su carrera que eran muy diferentes y después pues el año pasado hicimos un espectáculo juntos que fue un gran éxito en Portugal.
N. S. F. ¿Y cómo surgió la idea de hacer ese espectáculo conjunto?
M. A. Fue cuando fui a tocar en el Coliseo de Oporto, que es la sala más grande de allí. En 2014 le invité a cantar conmigo una canción mi mujer me dijo que le había gustado mucho verme solo con la guitarra porque yo tengo una banda muy grande y Antonio Zambujo dijo yo salgo también con la guitarra y me junto a ti y lo hicimos así y así fue como surgió y marcamos dos conciertos y después empezaron a salir una, dos, tres, cuatro fechas… una locura fue un poco abrumador porque ya teníamos 12 fechas cerradas, fueron 28 al final  en los Coliseos y 31 en total porque hicimos 3 en Beja, la tierra de Zambujo.

N. S. F. ¿Cuáles son las mayores influencias musicales en tu vida desde siempre?

M. A. Comenzaron por ser mis tíos y las canciones que ellos tocaban: Clapton, Bob Dylan, los Rolling Stones, los Beatles… Fueron entonces y hasta hoy las mayores influencias, música inglesa y americana. La música portuguesa más tarde, cuando era pequeño los portugueses de mi edad no oíamos música portuguesa. La música portuguesa la descubrí a través de Rui Veloso que es un cantante que su música tiene mucho de anglosajona, blues-rock y entonces la gente de mi generación no escuchaba música portuguesa excepto a Rui Veloso porque su música tenía mucho de anglosajón. Yo escuchaba a Rui Veloso y tuvo mucha influencia en mí sobre todo por las letras que no son de él, son del batería que trabaja con él, y en las letras hablaba de las calles de mi ciudad que yo conocía, de cosas con las que me identificaba mucho y a partir de ahí descubrí otros cantantes portugueses, a otros músicos como Jorge Palma, Vitorino, Sérgio Godinho… Más tarde llegó a la música brasileña: Caetano Veloso, Chico Buarque... que ha sido también gran influencia en mis composiciones musicales y en mi escritura.

N. S. F. Leí que odias bastante la música de los 80, ¿nadie se salva de aquella época?
M. A. (Risas) Los que se salvan eran esos aquellos que su música no eran muy de los 80 como los Dire Straits que los adoraba y los adoro y que la música que hacían en los años 80 no tenía nada que ver con esa ola de los 80 de sintetizadores.
N. S. F. En el primer sencillo de “Giesta”, ‘1987’ cantas a dúo con Catarina Salinas de los Best Youth, ¿cómo surgió esta colaboración, por qué la elegiste a ella para cantar contigo?
M. A. Oporto es una ciudad muy pequeñita y yo conozco a Catarina hace muchos años hasta por familiares próximos, ella tiene 8 años menos que yo. Cuando ella empezó a cantar yo estaba presente yo estaba en ese bar tocando también, era un bar de jam sessions entonces fuimos manteniendo el contacto y cuando comencé mi canción de ‘1987’ que habla mucho sobre Oporto de los años 80 y tal, yo pensé: <<, necesito una cantante de Oporto, alguien que entienda aquello lo que hablo.>> entonces pensé en ella y la invité a cantar.

N. S. F. ¿Qué sueños profesionales y musicales tienes todavía por cumplir?

M. A. No creo mucho en esto de los sueños, mi única ambición era grabar música, canciones y enseñarlas y lo que viene después de recompensas son cosas que vienen, no pienso en ellas, no me gusta pensar en esas cosas, si tocar aquí o tocar allí. Sí que tenía ganas de tocar en Río de Janeiro y ya lo hice el año pasado, pero no tengo así sueños concretos yo soy de hacer las cosas y que pase lo que tenga que pasar naturalmente, dejar las cosas al azar.

N. S. F. ¿Y no tienes algún escenario especial en el que siempre hayas querido tocar?
M. A. Sí, en los Coliseos y ya toqué en 2003 con Os azeitonas. Siempre cuando era pequeño y venía un artista grande como Mark Knopfler iba al Coliseo y allí es donde vi a tantas bandas como a Rui Veloso la primera vez que lo vi fue allí. Es una sala grande y claro que la gente siempre ambiciona tocar en un escenario grande. Y era el escenario grande que yo ambicionaba en ese momento, del resto no tengo grandes ambiciones.
N. S. F.  ¿ Cuáles son tus planes futuros?
M. A. Me acabo de cambiar de casa, tengo una casa nueva donde he hecho un estudio, he invertido en materiales mejores, entonces mis planes ahora son dedicarme al estudio a las canciones y no pienso mucho en el próximo álbum, pienso en la próxima canción. Yo pienso más canción a canción y es lo que pienso hacer, trabajar en el estudio diariamente es lo que hacían los Beatles, iban todos los días al estudio de Abbey Road a tomar un café y a trabajar. Y es lo que quiero, estar en el estudio y mejorar las canciones, que en este disco no pude hacerlo porque tenía unas condiciones un poco precarias, quiero hacer lo que hice en este disco pero con condiciones mejores.

N. S. F. ¿Crees que todavía tiene importancia el disco físico?
M. A. Creo que no, para mí ya no la tiene, yo tenía 500, muchísimos CDs y cuando me cambié de casa me di cuenta de que los había mudado de una casa a otra y cuando me cambié a esta nueva se los regalé a Francisco que trabaja conmigo y ya no tengo CDs. Creo que lo físico ya no tiene importancia, tanto que están desapareciendo y los coches nuevos ya no tienen lector de CDs.

N. S. F. Bueno, ahora están de moda los vinilos otra vez.
M. A. Para mí no porque en mi casa nunca ha habido vinilos, nunca fueron muy musicales mis padres, nunca tuve vinilos. Esa moda a mí no me llegó.

 

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR