Compártelo:

El 6 de octubre de 1999, la Reina del fado, Amália Rodrigues, fallecía en su casa de Lisboa. Hace hoy 18 años que desapareció la figura más relevante del género luso musical por excelencia. Amália fue la gran embajadora del fado y llevó la saudade portuguesa por los escenarios de medio mundo dejando huella por donde pasaba. Fue y sigue siendo la gran referencia de todos los fadistas que siguen interpretando sus temas. Los mejores poetas escribieron para ella que inmortalizó sus poemas con su maravillosa voz. Amália también escribía, algunos de los fados más desgarradores tienen letra de su autoría, como el fado lágrima.

El 6 de octubre de 1999, el mundo de la música quedó huérfano y desde entonces, el cuerpo de la fadista más grande de todos los tiempos, yace en el Panteón Nacional de Lisboa. Pero aunque ese día el corazón de Amália dejó de latir, su legado es inmortal y ya ha pasado a la historia como la gran diva del fado y su arte y su música nunca nos abandonarán.

Hoy le rendimos homenaje recordando algunas de sus grandes interpretaciones:

 

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR