Compártelo:

Hace casi 20 años  que  Cristina Branco lleva su música por escenarios de todo el mundo, su nombre siempre viene asociado al fado pero a la artista portuguesa no le gustan las etiquetas y su gusto por experimentar y conocer nuevas sonoridades ha desembocado en el redondo conjunto de canciones de su último álbum. “Menina” es un nuevo hito en la carrera de esta completísima cantante que ha conseguido unir en un disco a los autores más diferentes del panorama musical portugués bajo el manto de su maravillosa voz y estilo único. Lo presentará en España en cuatro citas imperdibles que pasarán por Girona, Barcelona, Sevilla y Madrid. “Menina” es un disco que enamora y sobre él, hablamos con Cristina Branco.

cristina branco

Foto: Pedro Ferreira

 

 

 

 

No me gustan las etiquetas lo que sí me gusta es seguir mi instinto y las señales que van apareciendo en mi camino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

N. S. F. ¿Cuándo comenzó a ser preparado “Menina”?

C.B.  El proyecto tal y como la gente lo conoce comenzó a ser preparado más o menos hace un año.

N. S. F.  ¿Cuál es el principal mensaje que intentas transmitir con este disco y por qué se llama “Menina”?

C. B. Me gusta decir que porque fue pensado así antes incluso de que las canciones fueran compuestas, es un disco femenino y feminista. Primero, porque habla de mujeres en todas las edades, de su psique, de su querer y mal querer y segundo, porque todavía tiene sentido (desgraciadamente) hablar de feminismo, acordarnos de que somos todos iguales y capaces, de que tenemos los mismos derechos y deberes, de que a pesar de nuestras fragilidades y diferencias esto no nos disminuye sino que nos fortalece más como individuos . “Menina”,  porque al hablar de tantas mujeres y sabiendo de antemano que somos siempre llamadas así desde los 8 hasta los 80, cualquier que sea la naturaleza o reputación, “Menina” suena bien. Esto además de un sueño que tuve con un cuadro de Diego Velázquez “Las Meninas”.

N. S. F. En este disco trabajan compositores con quien ya colaboraste en álbumes anteriores como Pedro da Silva Martins de los Deolinda, pero también hay nuevos compositores como Luís Severo, o Filho da Mãe entre otros,  que vienen de diferentes géneros; desde la música tradicional, pasando por  el indie o el rock. ¿Cómo hiciste la selección?  (Muy buena selección, de hecho. ) ¿Fueron ellos los que te ofrecieron temas o fuiste tú quien los pidió?

C. B. Fui yo con mi manager Pedro Trigueiro que me motivó y me presentó a algunos de ellos. Así nació una idea de tener sangre nueva escribiendo y componiendo  para un género que a primera vista puede parecer distante e improbable pero que rápidamente se fundió con mi propósito de romper los cánones y caminar en otras direcciones.

N. S. F. ¿Qué es lo que hace que estos temas de autores tan diferentes y universos musicales tan alejados queden bien encajados en el mismo concepto global del álbum?

C. B. La uniformidad del tema ( el universo femenino) contribuyó enormemente a eso, pero sin duda que se identifican trazos de alguna nostalgia (en la profusión de tonalidades menores de las canciones)  que son muy utilizadas en el fado pero que identifican también el universo indie portugués.

N. S. F. Este concepto general del álbum,  ¿surgió antes de ser comenzado o fue después de tener la selección de canciones?

C. B.  Antes,  no hacerlo así sería haber comenzado  la casa por el tejado.

N. S. F. Ricardo Cruz es el productor de este disco,  ¿por qué lo escogiste y qué piensas que aporta a “Menina”?

C. B.  Siempre me gustó mucho su forma metódica y la inteligencia que imprime en sus opiniones,  es asertivo y  eso era sin duda lo que yo necesitaba en este disco, traer novedades sin perder de vista mi raíz y Ricardo tiene una amplia experiencia en este campo.

N. S. F. Cantas todo tipo de géneros pero,  ¿todavía te sientes fadista  o has abandonado ya  esa etiqueta?

C. B. No sé si respondo a tu pregunta pero no me gustan las etiquetas, lo que sí me gusta es seguir mi instinto y las señales que van apareciendo en mi camino y si quiero cantar un fado, lo canto y en ese momento soy profundamente fadista, en ese sentido y en ese instante porque sé que lo traigo en el pecho y en la voz cuando quiero que aparezca.

N. S. F.  En “Menina” hay sólo un fado ‘Ai esta pena de mim’  de Amália Rodrigues.  ¿Escogiste este tema concretamente por encajar bien en el concepto del álbum o cuál fue la razón de esta elección?

C. B. Hay dos buenas razones para esta elección; era un fado que yo quería cantar hacía ya algún tiempo y por otra parte porque al final de la línea, hay todo un lado negro depresivo del ser femenino que estaba ahí y del que no quería renegar porque también existe.

N. S. F.  ¿Va a haber siempre algo de fado en tus discos?  ¿Además de fado que otras influencias musicales  están presentes en aquello que haces?

C. B. Es una forma de estar, de no perder de vista el rumbo a pesar de tener los ojos siempre puestos en el horizonte. Es innegable hablar de jazz, de soul,  soy permeable y fue eso lo que me construyó.

Cristina Branco menina por Vera Marmelo

Foto: Vera Marmelo

N. S. F.   ¿Algún músico español que admires?

C. B.  Soy fan de Camarón de la Isla y de Concha Buika.

N. S. F. Tienes una voz privilegiada,  ¿cuidas de ella de alguna manera?

C. B. Intento mantener mi organismo (en un equilibrio posible y sin ortodoxias), alcalino y evito todo lo que sea ácido, nada más, todo lo demás te haría reír.

N. S. F.  ¿Qué es lo que supone “Menina” respecto a tus discos anteriores, cómo ves tu evolución musical hasta ahora?

C. B. “Menina” un trabajo de superación y de transición.  ¿Evolución? Si eso supone desasosiego y búsqueda constante, entonces soy evolutiva.

N. S. F. Tu carrera  de fadista comenzó por casualidad en Holanda, ¿qué es lo que significa este país para ti?

C. B. Significa mucho hasta el punto de llamarlo casa. Tengo mucho respeto por los holandeses y por su manera histórica de recibir la diferencia y acogerla.

N. S. F.. ¿Piensas que el fado es más importante y reconocido en el extranjero que en Portugal?

C. B. Lo pensaba así cuando comencé a cantar, hoy la realidad es felizmente otra, hay público joven que va al fado, que consume los discos y busca los conciertos  y que tiene como ídolos a cantantes de fado.

N. S. F. En los conciertos que vas a dar en España, ¿ los músicos que te van a acompañar van a ser los mismos del disco?  Bernardo Moreira al contrabajo, Luis Figueiredo al piano y Bernardo Couto a la guitarra portuguesa? ¿Qué es lo que puede esperar el público español de estos conciertos?

C. B  ¡Síííííí!  son los mismos, lo que es un privilegio. El público español puede esperar conciertos genuinos, intensos y muy alegres porque también se habla de alegría cuando se habla de fado.

N. S. F.  Después de casi 20 años de carrera, ¿todavía tienes algún sueño profesional por cumplir?

C. B. Como diría Fernando Pessoa a través de su heterónimo Álvaro de campos ; <<tengo en mí todos los sueños del mundo>>.

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR