Compártelo:

Acaban de publicar su primer disco, “Casa do Castelo”, vienen con un aire fresco a renovar la música tradicional portuguesa con ritmos actuales. La bella voz de Cláudia Ferreira les da ese toque naíf que cuadra a la perfección con las letras de sus canciones que hablan de amor y de historias cotidianas.

bm

Nuestras canciones son breves, de escritura ligera pero honestas y fáciles de canturrear con una sonrisa en la cara.

De sus orígenes y su nuevo álbum, hablamos con el sexteto formado por António Lopes (Tomané): guitarra acústica y voz, Paulo Reis (Moleiro), percusión, Tiago Silva, guitarra eléctrica, Miguel Marcelino, violín,João Alexandre, arreglos y voz y Cláudia Ferreira, voz y guitarra acústica.

N. S. F. ¿Cómo surgió la idea de formar la banda?

B. M. Los Banho Maria nacieron de una tertulia de amigos en la bodega de la plaza  en Atouguia-Ourém. En una determinada época, esos amigos sintieron la fuerza necesaria para realizar un sueño antiguo; tener una banda. Faltaba una voz femenina que hiciese un cruce de las influencias musicales de todos los miembros; entre otros fado, canción popular tradicional portuguesa y música pop lo que creemos que hemos conseguido.

N. S. F. ¿Por qué escogisteis el nombre de Banho Maria para el grupo?
Este nombre surgió por casualidad en una conversación de familia de la vocalista Cláudia Ferreira y fue sugerido a los restantes miembros de la banda y el consenso fue inmediato. Banho Maria es un nombre que resume muy bien el hecho de que el proyecto ha sido idealizado y madurado durante algunos años y como tenemos una cara femenina como vocalista, pensamos que tenía todo el sentido.

N. S. F. ¿Cómo definiríais la sonoridad de la música que hacéis?

B. M. Las tertulias funcionaron durante mucho tiempo como laboratorio de ideas musicales inspiradas por autores como Adriano Correia de Oliveira, Alfredo Marceneiro, Amália Rodrigues, Carlos Ramos, Fausto, Hermínia Silva, Jorge Palma, Sérgio Godinho, Vitorino, Zeca Afonso… tantos otros donde resulta el estilo de los Banho Maria caracterizado por tener influencias de varios estilos musicales que van desde la música tradicional portuguesa, al fado y al pop. Los temas son cantados por la voz única de Claudia Ferreira y tienen una sonoridad esencialmente acústica puntuada por algunos sonidos eléctricos. Las melodías son creadas por violas acústicas y eléctricas, violín, bajo acústico y eléctrico, autoarpa, xilófono, teclados analógicos e instrumentos de percusión.

N. S. F. ¿Qué creéis que la música de Banho Maria aporta el panorama musical actual?

B. M. No estamos obsesionados con la originalidad absoluta, la originalidad de la música de los Banho Maria es conferida por las características individuales de los músicos que la conforman. Los instrumentos que usamos ya fueron y continuarán siendo usados por otros artistas, incluida la autoarpa. Nos mueve la amistad y la complicidad y ese conforto pasa al público. Nuestras canciones son cortas, de escritura leve pero honestas y fáciles de canturrear con una sonrisa en la cara. Es una enorme motivación la memoria que transportamos de Manecas, un intérprete único del fado vadio que no dejó de cantar hasta los últimos días de su vida y que nos transmitió este espíritu libre independiente y descomprometido de música de los Banho Maria.

 

N. S. F. Sobre el proceso de grabación y producción, ¿qué pensáis que Nuno Roque aporta a vuestra música?

B. M. El proceso de grabación fue para los Banho Maria una experiencia muy gratificante e irrepetible. Nos encontrábamos a las 9:30 para tomar el desayuno, salíamos hacia el estudio adaptado en la Casa do Castelo, comenzábamos a las 10. Un trabajo que exige una concentración y una profesionalidad importante. Las comidas las hacíamos en el propio local gracias a la amabilidad de Cláudio que nos llevaba la comida calentita, y a las 22:00, el productor daba por terminados los trabajos. Repetimos esa rutina durante 5 días, un trabajo que resultó de una forma que nunca hubiéramos imaginado al comienzo y que nos satisfizo plenamente y todo esto sólo fue posible gracias a las sugerencias de arreglos, a los reparos, a la profesionalidad y sobre todo a la paciencia infinita empleada por el experimentado productor nacional Nuno Roque a quien debemos este trabajo.

N. S. F. ¿Por qué decidisteis llamar al álbum Casa do Castelo?

B. M. El primer álbum de Banho Maria fue grabado en la Casa do Castelo, un espacio situado en la villa medieval de Ourém, a pocos metros del Castillo, cedido por Filipe Antunes y transformado en estudio por nuestro productor Nuno Roque. La experiencia resultó de tal manera que no conseguimos separar este trabajo del local donde fue grabado y ahí surgió la idea de dar el nombre Casa do Castelo al álbum.

capa banho maria

N. S. F. ¿Cómo es el proceso de composición de vuestros temas, cuáles son las cosas de las que hablan vuestras canciones y qué es lo que las inspiran?

B. M. La composición es un proceso que inicialmente comienza con la inspiración de cualquiera de los miembros de la banda y que presenta a la banda la estructura básica de la canción normalmente con letra incluida. Cada uno de los restantes miembros da su contribución al tema y luego se decide si la banda debe o no dedicarse al tema propuesto. Después vienen los arreglos y los pormenores, trabajo que queda al cuidado de João Alexandre. Las canciones son todas compuestas por los miembros de la banda y hablan de sus vivencias y reflejan sus personalidades. Son intimidades que queremos compartir con las personas que nos oyen y se cruzan con nosotros en los medios y de una forma muy especial en los conciertos donde es posible una mayor interacción. Hablan de amores naíf,  de sueños, e incluso cuando son un poco más oscuras, tienen normalmente un final feliz.

N. S. F. Del pop-rock a la música tradicional y al fado con una base acústica, ¿con qué género os definís mejor?

B. M. Es muy difícil definir un estilo único en la música de los Banho Maria a pesar de que está cantada exclusivamente en portugués, dejamos este desafío a las personas que nos escuchan.

N. S. F. ¿Cuáles son las mayores influencias en vuestra música?

B.M. Desde luego el fado por el timbre vocal de Cláudia Ferreira y el ritmo impuesto por la guitarra de Antonio Lopes, es fado es en cierta forma alterado por la percusión de Paulo Reis y adornado con el violín de Miguel Marcelino. Tiago Silva y João Alexandre le dan un toque más pop a la música de Banho Maria.

N. S. F. ¿Cuáles son los planes de futuro de Banho Maria?

B. M. Hacer espectáculos en directo, pues nuestra música gana bastante en esa faceta, continuar haciendo música porque nos realiza grabar discos, porque creemos que existe un espacio para Banho Maria tanto en el contexto nacional como internacional.

Compártelo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR